Primeros días en Den Haag

Hoy hace dos semanas que vine a La Haya. A mí ahora me parecen meses, pero cada vez se me pasan los días más rápido. La llegada no estuvo exenta de alguna pequeña complicación, como que la chica de la inmobiliaria me avisó el mismo día que no podía darme la llave de la casa que ya había pagado. Pero bueno, todo fue tirar un poco de tarjeta y que Carol consiguiera un hotel mientras que yo volaba hacia Holanda.

Primeras vistas de la ciudad

Aparte de eso bien, salvo que al llegar me llevé la equivocada sensación de que aquí estábamos también en verano porque hacía un sol increíble y hasta calor. Fue como un último nexo con el verano español, porque no he vuelto a ver el sol más de diez minutos seguidos. No solo eso, sino que prácticamente aquí la lluvia va con ABS, ABeSes llueve y ABeSes también😛

En cuanto al curro aquí, estoy en TNO que es, seguramente, el centro de investigación más importante de Holanda. Por si no lo sabíais estoy aquí intentado rematar parte de mi tesis en un ambiente adecuado. Aunque aquí las costumbres en el trabajo son muy distintas (comer un sandwich a las 12 con un batido de leche es lo más normal! Bueno, y a las 18:00 h no queda nadie en la oficina), la forma de trabajar no parece tan distinta. Eso sí, al menos aquí, además de la visión de negocio, tienen una clara vocación por la investigación aplicada y se lo toman muy en serio, cosa que a mí me viene de lujo. Además, tengo que agradecerles que, desde que he llegado me han tratado genial y me han ayudado en todo lo que han podido, no como la de la inmobiliaria, que además de la jugarreta del primer día me aseguró que me gestionaría la conexión a internet; pero cuando ya aquí se lo pregunté dijo que había demasiadas opciones y no sabía lo que yo quería exactamente (claro, que no podía preguntar!)

Playa de La Haya

En cuanto a la casa, está muy bien. Tiene dos pisos (más una entrada en el piso inferior), tres habitaciones y 2 terrazas. Es demasiado grande para mí, pero tenía el mismo precio que los apartamentos de una sola habitación que vi por el centro. Y es que, aunque La Haya no es una ciudad muy grande, vivo como a 30 minutos del centro en transporte público. Estoy relativamente cerca de la costa, y de la playa, a unos 15 minutos andando. Ésta la vi el primer fin de semana y no tiene nada que ver con la costa española. No solo porque justo ahora están en obras, sino lo más chocante es que no vi a nadie bañarse en el mar. A pesar de que no hacia mala temperatura cuando estuve. También me encontré con una fiesta de barrio cerca del centro. Podéis ver un par de fotos abajo. Tampoco se parece en nada a las españolas, jeje, los que más ambiente daban eran los brasileños bailando. Bueno, y ahora lo tengo todo un poco más a mano porque me he comprado una bici de segunda mano (espero que mis niñas no se enteren de que las he cambiado por un vehículo de tracción animal, jajaja). Es un poco cacharro, pero me valdrá para el tiempo que esté aquí.

Fiestas en La Haya

Y qué más queréis que os diga? Los primeros días aquí tengo que reconocer que no fueron muy agradables; los que más me conozcáis sabréis que me gusta tener las cosas controladas y al principio no controlaba nada de nada. Pero ahora que más o menos conozco el día a día y sé manejarme estoy mucho más cómodo. Eso sí, decía de broma que me iba a enclaustrar y casi que es cierto porque de momento mi vida social es nula. Entre que la mayoría de la gente que he conocido en el curro no vive en La Haya y que he tenido que hacer muchas gestiones y que estudiar para ponerme al día con la Tesis, pues ni siquiera he pisado un bar. Pero bueno, supongo que poco a poco iré conociendo los sitios que merecen la pena, aunque solo sea para que cuando vengáis a hacerme una visita sepa por dónde llevaros.

Fiestas en La Haya (2)

A pesar de que estoy bien, echo muchas cosas de menos de España. Sobre todo a Carol, y al resto de mi gente, pero también a mis niñas, mi casa, la comida española y también se me hace un poco difícil no ver el sol. Ya me imaginaba que me pasaría, pero por ello no deja de sorprenderme.

Bueno, y por ahora creo que ya os he metido bastante rollo. Si habéis llegado hasta aquí, gracias por leerme! Comprended que, salvo alguna llamada de teléfono, no hablo con nadie en español😉 Seguiré poniéndoos al día.

A cuidarse…

11 comentarios to “Primeros días en Den Haag”

  1. ¡Mucho ánimo niño! Los primeros días siempre son durillos, pero en poco tiempo te haces con la rutina del sitio, ya verás. Besos desde los madrieles😉

    • Gracias por los ánimos y por pasarte por mi blog🙂 Tú me debes comprender bien, aunque seguro que Finlandia era bastante más distinto a España que esto.

      Ya sabes que si os apetece pasaros a hacerme una visita estáis invitados.

      Un beso!

  2. :* yo también te echo de menos, pero en nada nos vemos. Pero lo más importante: que esté valiendo para la Tesis🙂 y que estés bien. Mil besos!

  3. Holaaaaaaa!!! Ya me estaba pareciendo raro no saber nada de ti! Me incorporé ayer al trabajo y no veas si cuesta coger el ritmo :S Conozco perfectamente esa sensación q comentas pero si todo sigue como hasta ahora al final de la estancia no vas a querer volver jeje cuidate mucho y espero no tener que darte mucho la barrila en estos meses! Para cualquier otro asunto no relacionado con el trabajo ya sabes q existe skype😉 un besote

    • Buenas Nuri!! Mucho ánimo y espero que hayas aprovechado las vacaciones para avanzar y para descansar😉 Me ha costado un tiempo escribir, aquí quieras que no, no paro de hacer cosas. Y creo que tienes razón, ya veo que necesito más tiempo de lo que voy a estar, pero bueno, es lo que hay.

      Si necesitas cualquier cosa ya sabes😉 Por cierto, en casa no tengo conexión a Internet, de vez en cuando pillo algo del vecino, pero no va muy bien. En el curro intentaré acordarme de activar el Skype y hablamos en algún momento.

      Un besazo!

  4. Crack! Mucho ánimo! Porque también se te echa mucho de menos: las cañas no son lo mismo sin ti😉 Pero sobrevivimos por el bien de tu tesis! jeje.

    Ahora en serio, ya verás que en breve parecerás un ‘hayero’ más. Los 3 meses se te van a pasar volaos!

    Un peazo abrazo, campéon!

    • Jeje, gracias! Imagínate cómo serán las cañas cuando vuelva, vamos a vaciar los bares.

      Como dices, seguro que los tres meses se me pasan volados, parece que fue ayer cuando llegué.

      Un abrazo, jefe!

  5. Mucho animo Juan!!

    Seguro que ya te has ido habituando a no hablar en español, la comida, el horario, a dar pedales, lo cuadraditos que son por ahi arriba…Y empiezas a disfrutar de la experiencia.

    Yo tambien tenia la impresion esa de “Joder que raros son estos”, pero al final te acabarás preguntando “¿Igual los raros somos nosotros?”.

    Un abrazo

    • Muchas gracias Marcos! Sí me voy habituando y, aunque hay cosas que cuestan más, me va gustando cómo se vive por aquí🙂 Y tienes razón en tu comentario, aquí el extraño soy yo, y no ellos y hay que respetar la forma de ser de cada cual.

      Un abrazo!

  6. […] no vino, la verdad es que no había ejercido de turista aquí, salvo las visitas a Scheveningen que ya os he contado. Y la verdad es que, si bien el centro histórico no es muy grande, La Haya tiene una oferta […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: