Dar sentido a nuestras vidas

Anoche tuve una conversación bastante interesante con Kyke. Parece que estamos en un momento de nuestras vidas en el que todo pasa muy deprisa. Él dice que es como si estuvieras montando en un tren de alta velocidad y todo alrededor tuyo pasara muy deprisa. Esto, en mi opinión, repercute en la forma de ver la vida y a los demás.

En primer lugar ocurren tantas cosas y en tan poco tiempo que no te da tiempo a digerirlas, a darles la importancia que se merecen, incluso parece que no las disfrutas. Me pasó con el concierto de los Héroes en Zaragoza: hace años hubiese estado semanas enteras pensando en él y, seguramente, casi sin dormir el día anterior. Sin embargo, apenas ni me inmuté el día que fuímos a Zaragoza: otro viaje más, con los amigos, para disfrutar de otro espectáculo más. No fue hasta el momento en el que se apagaron las luces del estadio de La Romareda cuando me empecé a dar cuenta de lo que pasaba a mi alrededor: “Oye, que esos de ahí son los Héroes! Una de tus bandas emblemáticas”. Pero, ¿en qué se diferencia de el Camino de Santiago, montar en barco, montar a Perla, ir de festival en festival, viajes de trabajo y de placer, etc.? Quizás son demasiadas experiencias juntas.
Por otra parte estoy tomando decisiones muy importantes en mi vida (trabajo, amigos, Eva, Perla), también en muy poco tiempo, meditándolas pero quizás no madurándolas. Siguiendo con el simil del tren, corro el peligro de pasarme de estación sin darme cuenta. No es que me arrepiente, creo con sinceridad que las decisiones que estoy tomando son acertadas aunque normalmente tomadas con el corazón en la mano.
Estas sensaciones las tengo últimamente en muchos sentidos. Pero no entendáis esto como una queja, ni mucho menos; en mi vida había tenido las oportunidades que estoy teniendo ahora, estoy haciendo cosas que nunca hubiese imaginado, disfrutando de la vida cada instante. Me considero afortunado, por la familia que tengo, por los amigos que he conocido, por cómo estoy madurando profesionalmente y como persona,…

Todo esto no hace más que remarcar mi forma de entender las cosas y, sobre todo, de vivir la vida. Si os daís cuenta desde hoy el nombre del blog ha cambiado: ha pasado de ser el soso y poco imaginativo “El blog de Juan” a llamarse “Carpe diem“. Creo que debemos aprovechar cada instante de nuestra vida como si fuera el último y no dejar que nadie impida que intentemos cumplir nuestros sueños ( “Pobre será el hombre, que deje que decidan en contra de su voluntad” Antes y Después – Hamlet). Yo intento vivir la vida así. Además, precisamente hoy, coincidiendo con el nuevo nombre, un compañero de trabajo me ha hecho llegar un discurso que me ha hecho reflexionar y es el “culpable” de esta entrada. Se trata del discurso de inauguración de este curso académico en la Universidad de Stanford. Lo realizó Steve Jobs, fundador de Apple y Pixar, un triunfador, vamos. Os recomiendo que lo veáis entero, cada uno de sus casi 15 minutos merece la pena ser escuchado.

Además os dejo la transcripción en inglés del discurso y la traducción al español. Algunas frases muy buenas para los perezosos:

No puedes conectar los puntos mirando hacia el futuro; solamente puedes conectarlos mirando hacia el pasado. Por lo tanto, tienes que confiar en que los puntos de
alguna manera se conectarán en tu futuro.

En ocasiones la vida te golpea con un ladrillo en la cabeza. No pierdas la fe. Estoy convencido que lo único que me permitió seguir fue que yo amaba lo
que hacía. Tienes que encontrar eso que amas.

Recordar que vas a morir es la mejor manera que conozco para evitar la trampa de pensar que tienes algo que perder. Ya estás desnudo. No hay ninguna
razón para no seguir a tu corazón

No permitas que el ruido de las opiniones ajenas silencie tu propia voz interior. Y más importante todavía, ten el valor de seguir tu corazón e intuición, que de alguna
manera ellos saben lo que realmente quieres llegar a ser”

Toda una filosofía de vida. Espero que al menos os haga pensar un poquito, bajar del tren de nuestras alocadas vidas al menos 5 minutos🙂
Stay Hungry. Stay Foolish

A cuidarse y perdón por el ladrillo…

4 comentarios to “Dar sentido a nuestras vidas”

  1. tío, muy buena la entrada, me ha gustado mucho… y no sólo por el ‘linkado’😛

    ya sabes que coincido pleanmente contigo en lo referente a este tema. Yo también creo que a pesar del poco tiempo de decisión, la mayoría de mis elecciones son buenas. Y está claro que tampoco puedo quejarme de mi vida (familia y amigos, Lucía, buen trabajo, casa…), pero sí es verdad (y mira que te lo repito) que a veces me gustaría poder apearme del tren y disfrutar del paisaje…

    aunque como diría mi jefe: “si vas en un tren de alta velocidad por una vía muerta y no tienes frenos… al menos disfruta de la velocidad!”

    un abrazo!

    y bonito nombre en el blog😛

  2. Gracias Kyk!

    Creo que, de vez en cuando, hay que hacer una paradita para, por lo menos, echarse un cigarrito, no?

    Un abrazo

  3. sí, sí, un buen ‘cigarrito’ y sobre todo con buena compañía

    crack!

  4. Joer, como estamos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: