Revolución

Pues ya estamos de vuelta de Conil. La verdad es que estoy un poco de bajón (nada preocupante de todas formas), motivos varios: por supuesto lo de venir a currar después de 5 días de fiesta tiene mucho que ver, también este tiempo medio lluvioso que siempre es un poquito deprimente después de esos 5 días de solecito tumbado en la playa. A lo mejor también tiene que ver que desde ayer soy un año más viejo aunque la verdad no creo que eso me afecte mucho😉

Fusilamientos del 2 de mayo

Lo cierto es que estoy algo triste porque he pasado unos días increíbles junto a gente extraordinariamente maravillosa y no quería que acabase. Parece una ñoñería pero no lo es. Me siento triste a la vez que afortunado. Me he dado cuenta de lo importante que es sentirte arropado, querido sin importar ni dónde, ni cuándo, ni cómo pero sí con quién😀.

En la playita de Conil
Una de las acepciones del título de esta entrada es, según la R.A.E.: “Cambio rápido y profundo en cualquier cosa” . Pues bien, hace unos años, cuando estaba con el PFC empecé a relacionarme con algunos personajillos del laboratorio donde estaba currando, entre ellos estaban Kike, José y Ainhoa. Si bien no significó un cambio excesivamente rápido en mi vida (lo cual siempre depende de lo que se considere como rápido) sí implicó un cambio profundo en mi manera de ver las cosas y ver a los demás. Jamás pensé que a esas alturas de la carrera iba a encontrar personas con las que iba a congeniar tanto en Teleco. Luego también conocí a Marga, la novia de José, a Raquel, la que era novia de Kike y a Silvia, otra teleka más😉 Pronto todos tuvieron oportunidad de demostrarme lo que valían como personas y como amigos, sobre todo en épocas en las que no lo he pasado muy bien. Han sabido comportarse, cuidarme y demostrarme que siempre están ahí para cuando los necesite. Ya han pasado unos tres años desde que los conocí y cada vez que aprendo un poquito más sobre ellos me siento más orgulloso de considerarme amigo suyo.

Playa de Bolonia

Fiesta de Cumpleaños

Gracias, chicos, por estar ahí en los buenos y, sobre todo, en los malos momentos. Habéis sido para mí toda una revolución. Solo espero no defraudaros nunca y responderos al menos igual que lo habéis hecho cuando vosotros me necesitéis.
Un abrazo muy sincero. Os quiero.
“Qué guapo, no! Kike, ¿por qué no vuelves a hacerlo?”😛 Ay que joderse, cuánto mariconeo!

4 comentarios to “Revolución”

  1. jeje, sí, guapísimo!!! a ver si con los bajos de Wendy dices lo mismo, campeón!

    ahora en serio, ha sido un viaje cojonudo!! a ver si lo repetimos pronto!
    un abrazo

  2. No si te entiendo, Wendy también ha sufrido algún percance parecido y la pobre no tiene ninguna protección😦

    Pues nada, habrá que ir pensando en algo… A ver si hablo con mis padres y podemos pasar algún fin de semana en mi pueblo🙂

  3. La verdad es que lo pasamos bien.
    Siempre es un placer.

    Me debes un trina de naranjus.

  4. Pues nada, que se repita muchas veces🙂 En la próxima ya te pagaré un trina de lo que sea, jaja. Recordaré mi 28º cumpleaños de una manera muy especial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: