Estreno

Eran cerca de las 9 de la mañana de un apacible 13 de noviembre, lunes, contento por volver a encontrarme con Wendy. En Reina Victoria cogí el desvío hacia Ciudad Universitaria, llegaba tarde, la reunión empezaba a las 9 y me había hecho un poquito el remolón en la cama. El semáforo del cruce con Juan XXIII estaba en rojo y una larga fila de coches parados ocupaban cerca de 100 metros. Había hueco por la derecha para pasar con la moto hasta el semáforo así que fui reduciendo y me acerqué hasta el cruce.

De repente, cuando estaba pasando a uno de los coches de la larga fila vi como, casi a traición, la puerta derecha se abría. No me dio tiempo ni a frenar, de hecho mi rueda delantera ya había pasado la puerta. Directamente la moto se empotró contra ésta y mi cara recibió parte del impacto. La moto se cayó sobre el coche aparcado a la izquierda (Actualización: después de la puntualización de Kykoche, definitivamente era un lapsus mío, era el coche de la derecha) y yo ni siquiera caí al suelo. Por suerte el casco absorvió el golpe, aunque me transmitió parte al cuello y me hizo un arañazo. Wendy no tuvo tanta suerte, cuando la levantamos observé que la defensa estaba totalmente torcida y la palanca de cambios y el estribo izquierdo bastante doblados. Aunque arrancaba parecía que gemía como si le doliese, pobrecita😦 En fin, después poca historia más, resulta que los chicos eran de teleco y yo conocía al que había abierto la puerta, me ofrecieron llevarme al hospital pero estaba bien, solo algo condolido del cuello y de una rodilla, pero sano como una manzana😉 Hicimos la declaración para los seguros y yo esperé cerca de 2 horas a que llegara la grúa.

Ahora a esperar que pueda llevar la moto al taller y que venga el perito del seguro, por lo menos parece que yo no voy a pagar un duro. En fin que ya he tenido mi primer accidente, solo espero que, si tuviera alguno más, fuera como este.

Bueno, supongo que esperabais que hablase de mi viaje a Stuttgart, intentaré escribir algo entre hoy y mañana. Hay alguna noticia interesante que alguno ya sabéis pero no quiero adelantaros nada, solo deciros que me lo pasé de puta madre, tuve un poquito de todo y me vino realmente bien, ha sido un poquito como renacer de nuevo.

A cuidarse…

6 comentarios to “Estreno”

  1. bueno, menos mal que todo quedó en un susto y poco más. Ojalá todos los accidentes que tengas en la moto sean como éste.

    si con el coche uno no se puede fiar de nadie (por lo menos en Madrid), con la moto no te quiero contar. Y más si encima hay un puto ‘Dursley’ con ganas de abrir la puerta. Es que mira que es payaso el tío ese. En fin, lo siento por Wendy que la pobre parece gafada, pero me alegro por tu integridad física.

    cuidate mucho!
    un abrazo y una pronta recuperación de Wen!

    pd: si te golpearon con la puerta derecha… tu moto no se caería sobre el coche aparcado a tu ‘derecha’????😛

  2. Vale, vale, ya está arreglado, es que soy un poco disléxico. Por cierto que no me acordaba de los Dursley pero has dado en el clavo😉

  3. A ver si me queda claro: Un pavo, que además es de teleco, abrió la puerta del copiloto (la de la derecha) y por lo tanto tu moto se cayó hacia la derecha, que es el lado además en el que está el cambio, no? Es así?
    Qué tal tienes el cuello??
    Ay las motos…

  4. No es del todo preciso😉 El golpe fue del lado del copiloto con lo que la moto se cayó hacia la derecha, pero no llegó a caer al suelo sino que cayó sobre un coche que había aparcado. La moto y yo nos llevamos el golpe por la izquierda, que es la parte que se dobló y donde se encuentra la palanca de cambios😉

    Por cierto, el cuello va mejor, apenas me duele, solo tengo un poco condolida la zona de la herida (que supongo que me la hizo el casco) al igual que te duele un moratón.

    Ya sé que las motos tienen peligro, y que te puede pasar cualquier cosa, pero evitas muchos problemas yendo con cuidado.

  5. ¡¡(c)!!
    Ciertamente, es Dudley.

    Me alegro de que no haya sido grave. A mi me siguen dando miedo las motos. Un golpe con una puerta en un coche es una ralla y en una moto es taller y herida en el cuello.

  6. Gracias! Y sí, tienes razón, yo espero no perder nunca el respeto a las motos, tiene mucho peligro pero creo que merece la pena arriesgarse😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: