Historias que me contaron cuando era pequeño

Un día paseando por una tranquila calle vio algo en el suelo que le llamó la atención. La verdad es que no era distinto a otros y a simple vista no parecía algo especial. Sin embargo lo recogió y lo echó en su bolsillo. Cuando llegó a casa lo guardó en un cajón junto con otras muchas cosas que formaban parte de su vida. A veces lo sacaba y lo observaba durante largo rato; le gustaba, le hacía sentir cómodo y seguro. Poco a poco se convirtieron en inseparables, lo llevaba a todos sitios en su bolsillo, lo tocaba, lo miraba y sonreía.


Sin embargo acabó acostumbrándose a su presencia, ya no lo miraba con la misma admiración que antes, sabía que lo tenía en su bolsillo pero ya no lo tocaba para sentir su tacto. Una tarde fue a recogerlo del cajón, como solía hacer, pero no lo encontró, ya no estaba y no sabía dónde lo había perdido. Pensó que igual lo había guardado en otro cajón así que buscó y buscó pero había desaparecido. Se imaginó que tarde o temprano aparecería donde menos lo esperase. Pero se puso muy triste porque lo echaba de menos y llegó a pensar que nunca lo volvería a tener entre sus manos. Sin embargo ya había perdido anteriormente otras cosas con valor y pensó que no tardaría en reponerse. Pero no fue así, empezó a recordar los ratos que pasaba mirándolo, se dio cuenta de todo el tiempo que había pasado a su lado y que nunca encontraría algo tan especial. De repente pensó que si volvía a encontrarlo le compraría una cajita para guardarlo. Ya no lo arrinconaría en el cajón junto al resto, lo llevaría siempre consigo. Y por primera vez se sintió feliz, lo vio todo claro y supo que lo que sentía era verdadero, no importaba si un día estaría de nuevo en su bolsillo, él seguiría buscándolo; aunque el encontrarlo de nuevo era algo que no estaba en sus manos.


Al final los Sabios hablarán: el Tiempo y el Destino decidirán si volverá a tenerla consigo.


JTA

5 comentarios to “Historias que me contaron cuando era pequeño”

  1. ey, MUY BUENO!!!

    vas a iniciar una línea literaria en tu blog? Si es así, te felicito… y si no, te animo a que lo hagas! Me ha molado mucho esta historia.

    pd: espero que nunca digas qué era aquello tan especial que el personaje se encontró en la calle. Así cada uno se imaginará una cosa diferente😉

  2. Gracias! Tan solo era algo que me apetecía escribir🙂

  3. Quizás un día, después de pasado un tiempo, volviendo sobre cajones, armarios u otros lugares comunes, lo encuentras en un sitio donde tú no lo habías dejado. Seguro que alguien lo movió allí. Siempres le habías dicho a tu madre/hermano/a que no andara en tus cosas. O a lo mejor lo dejaste tú por error. El caso es que lo encuentras, y lo ves igual, pero de otra manera. No es mejor, ni peor, es diferente. Y lo ves tan especial o más que cuando lo encontraste por primera vez. Estas cosas pasan.

    Abre los ojos, y ten cuidado no te tropieces con ello. Puede aparecer en cualquier parte.

  4. Buena aportación🙂 Lo importante es que se ha dado cuenta de lo que ha perdido y que si lo encuentra evitará perderlo en el futuro.

  5. Quien sabe, a lo mejor está deseando ser encontrada!! Ya sabeis la historia de mi anillo…aún lo tiene Silvia. Después de perderse dos veces por dos desagües distintos, ninguno el de mi casa, sigue deseando encontrame. El destino es el destino, y se trata de un anillo sin valor alguno, excepto el sentimental, y antes o después siempre vuelve conmigo, yo lo doy por perdido y finalmente vuelve a mi.¿Por qué será?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: